INICIO

martes, 19 de mayo de 2015

Forever Don

Llevamos toda la semana entre artículos en todos los periódicos, posts en mil y un blogs, tweets reveladores... todos girando alrededor de un final, más que esperado, el de Mad Men. Y con ellos, con su compañía, le hemos dicho adiós al universo Don Draper, y así nos ha parecido un poco menos triste, por no hacerlo tan solos. Sabiendo que miles de madmenaddicts estaban ahí, como nosotros, esperando el final de la era. Qué curioso el compartir con desconocidos, alucinantes los nexos de unión en esta vida. 

Recuerdo como si fuera ayer, cuando hace ya unos años, Judit me llamó y me dijo: "nena, és una sèrie per a tu. Fes-me cas!" Yo siempre le hago caso. Y le estaré eternamente agradecida, porque sé a día de hoy, y con muchas series con las que deleitarme por delante, que Mad Men "es mi serie". 

De todos los artículos que he leído esta semana me quedo con dos de El Periódico de Juan Manuel Freire y Raquel Crisóstomo. El primero dice una frase que llevo pensando durante 7 temporadas, al verla escrita me ha sorprendido gratamente. Hay más gente que ha sentido lo mismo que yo. Mad Men es una serie lenta, de planos estudiados, de miradas llenas de mensaje, de escenarios sin vacíos, de momentos de parón en mitad de un episodio: para pensar, reflexionar. Es como si cada episodio fuera una película, una película Wong Kar-Wai. ¡Sí! Eso pensé yo. Cada episodio ha sido como leer un poema, como tener que pensar en cuanto acababa todo lo que había detrás de cada escena, de cada diálogo. Una necesidad de volver a releer, entre líneas, de volver a visionar para no perder detalle de todo lo que querían decir esas miradas, esas lágrimas. Eso es Mad Men, nada es porque sí, ni superficial, todo tiene sentido. Y por eso, cada capítulo ha dado su patadita en el hígado, porque nos ha conectado con nuestro yo de más adentro, con nuestra vida de verdad, con los que nos rodean de verdad. 
Seamos realistas. Si analizamos los personajes todos tienen que ver con nosotros. En algún momento cada uno de ellos ha hecho que nos sintiéramos identificados. Todos. Nuestro querido Don, el llamado (anti)héroe, ¿quién no ha dudado en su vida del camino que seguía? ¿quién no ha intentado borrar su pasado y seguir adelante? Joan o Peggy, ¿qué mujer no ha luchado y ha defendido su territorio con uñas y dientes? ¿Quién no ha renunciado a algo en la vida por tozudez y con valentía?
Mi preciosa Betty, ¿quién no ha tenido miedo? Sally... mi niña, ¿quién no ha tenido que luchar contra la familia adjudicada por el destino? ¿Quién? 
Todos ellos han escenificado vivencias de nuestras vidas. Y da igual cómo acabe la serie, es lo de menos. Porque sus vidas continúan, como las nuestras, por caminos que no sabemos aún. Porque no podemos escribir los finales, porque todo sigue, también en Madison Avenue. Y tal vez nos hubiera gustado que la serie quedara en otro lugar, pero por eso debe gustarnos aún más, porque no podemos decidirlo todo.

Hemos dicho adiós a la era Mad Men. Ya no esperaremos el siguiente paso de Don, no sabremos nada más de ellos. Y nos queda ese vacío, ese nudo que deja siempre la despedida. Sólo nos queda esperar a que salga en bluray, comprarla y emocionarnos perpetuamente en el bucle de darle al PLAY de nuevo. Sólo nos queda leer sobre el fenómeno que ha supuesto en el mundo de las series de televisión y en nuestras propias vidas. Yo tengo aquí ya el Mad Men o la frágil belleza de los sueños en Madison Avenue de Errata Naturae. Para empaparme de su recuerdo y seguir disfrutando de ella. 

Porque los amantes de la publicidad hemos disfrutado como locos, ¡si en mis años de carrera la hubiera tenido ya!! Porque hemos vivido una introspección tan bestia con todos ellos que vale la pena dedicarle un post (¡ya es el segundo!). Porque nos despedimos de ellos y queremos a Don, a Sally, a Betty, a Peggy... porque han sido personas como nosotros y nos han enseñado a mirar para adentro y a nuestro alrededor. 

No hay spoilers, sólo necesidad de despedirme desde l'Atelier. Adiós Don, hasta siempre.
Dedicado a aquellos que han compartido las vivencias en Sterling Cooper Draper Pryce conmigo, ya sabéis, siempre nos quedará Dick en los corazones.
imágenes: AMC 

lunes, 11 de mayo de 2015

Las variaciones Sebald

Si todos los escritores son tejedores, si todos los escritores ordenan huellas de otros que los precedieron, W.G.Sebald es el maestro tejedor por excelencia.

Así define Jorge Carrión a Sebald y por esa concepción supongo que le vino a la mente una exposición sobre los hilos, las telarañas, que se unen al mundo del escritor alemán. Esos nexos de unión con él, o con lo que él ha vivido o narrado, se pueden visitar en el CCCB de BarcelonaLas variaciones Sebald une a 12 personajes que recrean situaciones visuales y sonoras, sensacionales. Un bonito trabajar para los sentidos, ideal si los tenéis adormecidos por la rutina.
Entre esos 12 elegidos estuvimos el día de mi cumpleaños. Los 34 llegaron en Barcelona y con la mejor opción posible. Cómo véis últimamente no hay labor. La vida nos empuja, adelante, adelante, no nos deja parar. Así estoy yo, desde los swapetines no ha habido parada para elegir labor y tejer. El trabajo, la revista, la vida que sigue sin dar tregua y sin encajar las piezas del puzzle. Porque no se quiere perder esa pieza mágica que parece de otra caja, pero que se quiere, que se necesita... Ya sabéis, Esther y su poca capacidad de relativizar. ¡Todo a la máxima potencia! Tranquil@s, retomaré la labor,  pero mientras os cuento las cosas bonitas que encuentro en el standby lanero. 

De entre todos los hilos que se unen en Las Variaciones Sebald me quedo con tres. Sin dudarlo y sin menospreciar el resto, pero me tocaron la fibra y eso es lo importante, que te hagan tilín. 

Tan sólo entrar, y lo dirá todo el mundo supongo, el emplazamiento Black Cloud de Carlos Amorales no puede dejar a nadie indiferente. A simple vista parecen tan sólo miles de mariposas negras de papel, pero no. Y ahí empieza la magia de la exposición. Se trata, en realidad, de 30.000 polillas de papel, sí sí de papel. Pero no son tan sólo pura decoración, ¡no!, sino que son una alegoría a la muerte desde la belleza más simple aparentemente. Digo aparentemente porque si os acercáis a ellas podréis ver la textura del papel, los cortes asimétricos en sus alas... ¡30.000! Es fascinante adentrarse en el universo Sebald con una entrada como esa, embriagador 100%. ¡Hacedme caso!

A pocos metros nos sentaríamos en unas butacas de cine antiquísimas y nos dejaríamos deleitar por Guido van der Werve y su Nummer veertien, home. A mí me pasó en un suspiro y una vez en casa alucinamos al ver que habíamos estado 54 minutos ahí sentados, ¡como si nada! Guido grabó un largometraje simbólico sobre los hechos ocurridos tras la muerte de Chopin. Murió y fue enterrado en París, pero dejó dicho antes de su muerte que quería que su corazón perdurara para siempre en Varsovia. Su hermana cumplió su deseo y llevó allí su corazón. Guido en esta película hace el viaje hacia atrás a nado, bicicleta y corriendo. Sí, sí, querid@s, una triatlon de Varsovia a París trasladando un simbólico corazón. Durante el viaje mezcla imágenes extrañas de Alejandro Magno en Babilonia, así como situaciones totalmente extravagantes y sorprendentes. Mezcla la tristeza, la nostalgia, la angustia, la superación... ¡El poder con todo! Me encandiló, ¿os habéis dado cuenta? Si os acercáis, id con tiempo, necesitáis más de 54 minutos. ¡No os perdáis a Guido!

Y como no puedo enrollarme con los 9 restantes... Me quedo con Valeria Luiselli. Ponerse los cascos fue cerrar los ojos y escucharla. Quedarme allí sólo con su voz. Valeria es escritora de ensayos a la vez que articulista en periódicos como El País, os he dejado el enlace a esa misma web para que disfrutéis un rato. En Las variaciones de Sebald ha dejado su huella con una selección de sus poemas, junto a fotografías tipo polaroid, notas a mano y su voz recitando los mismos. Cautivadora.

Así pasamos unas horas deliciosas. Creo que os he dejado material para indagar y que habréis apuntado en vuestras agendas que si visitáis Barcelona ¡no os la podéis perder! Llevaos con vosotros el tiempo, las ganas de descubrir, de dejaros arrastrar... ¡Y contadme luego!

martes, 5 de mayo de 2015

Parada en boxes: mis 34 están aquí

Un año más. Éste pesa un poquito más que los 33 anteriores, no me preguntéis por qué. Supongo que es cierto eso que dicen que los años no pasan en balde, todo hace mella. El cumpleaños pasado fue nefasto, si recordáis dijimos adiós a alguien importante y las despedidas siempre duelen. Aunque hemos intentado celebrarlo este año, las cosas quedan ahí.

Pero no estoy aquí para derramar tristeza, sino para enseñaros las maravillas que han caído en mis manos para estos 34. Ha sido un año especial con regalos handmade y con otros maravillosos pero intocables. Para alguien tan terrenal como yo ¡ha sido fascinante!

Desde Segovia y de las manos de Paula, Olivia the Shop, llegó el kit más bonito y más gatuno del mundo ¿sí o sí catlovers? Hace tiempo que estaba en mi wishlist este Paul & Joe de pintalabios-gato. Os confieso que no seré capaz de untar mis labios y deshacer este gatito ¡no podré! De momento, y presa del pánico, lo tengo guardadito en la nevera para que los calores no lo hagan desaparecer.

Cumpliendo el resto de mis deseos, ¡cómo me conocen! Cayeron en mis manos los mejores regalos handmade que podía tener. Y es que pienso que comprar a los crafters de casa, de bien cerquita, es la mejor opción para acertar con los regalos. Así que tengo correa nueva para mi cámara, mi gran amiga. Una mama bird de flores, bien cosida, preciosa y firme. Mi cámara será ahora "mi cámara", sin otra igual. 
Por otro lado, mis primeros Fauna y Flora con la mejor elección. Ya son míos los pendientes-gatunos dorados y soy más que feliz sintiéndolos en mis orejas. ¡Más catwoman que nunca!
Por último, y no os enseño todo porque en mi instagram ya podéis chafardear, llegaron por fin los bloqueadores de KnitPro. Una buena tejedora de calcetines los necesitaba, ahora sí que serán perfectos. 
Además de una tote bag de Herschel preciosa que irá siempre en mi bolso. Porque espero que tod@s hayáis abandonado ya las bolsas de plástico ¿verdad?
Pero los regalos más sorprendentes... los que no se pueden tocar, los que se disfrutan y te quedan ahí en la memoria para siempre, también llegaron. Uno de ellos fue el apadrinamiento de un gatito de la asociación Amics dels gats de la Floresta. A partir de ahora, Jeta será mi ahijada y la cuidaré tanto como me sea posible. ¿Hay regalo mejor?
Y finalmente, la bomba para una amante de la música como yo, fueron unas entradas para el Festival de Cap Roig. Allí nos esperarán Tony Bennet y Lady Gaga en unos meses... Dadle al play y cerrad los ojos ¡va por vosotros!

Parece que no estoy pero estoy, gracias a aquell@s que habéis acudido a mis gritos silenciosos de socorro.  Gracias, ya sabéis quiénes sois y lo que os quiero. 
Este post no haría falta, es materialista lo sé, pero también sé que os tranquiliza que vuelva con mis cositas y mis descubrimientos, porque entonces parece que regrese un poquito más.  

lunes, 27 de abril de 2015

Historias de abril: 3, 2, 1 ¡acción!

Hace meses que os digo que la vida no da para todo. Así es como lo siento este 2015. De todas maneras, las historias que nos cuentan en el cine nos hacen parar el ritmo por un momento y eso es bueno, reconforta un poquito que el tiempo se pare. 

Por si desconocíais la sección os dejo los meses anteriores, con sus películas, para que las podáis apuntar en vuestra lista. 

Número 1. Otra tierra
Another earth, EEUU 2011. Una tragedia une las vidas de Rhoda y John el mismo día en que se descubre un duplicado de la Tierra.

Este mes veréis que Mike Cahill es el director de dos de mis historias sugeridas. Y es que tras ver una, no pudimos evitar poner la otra el mismo día. Tiene una tensión emocional que se apodera de ti durante toda la película, se hace corta, deseas que pasen más cosas, que no acabe de contarte cómo sigue. Así es Another earth. Trata de cómo la vida, en un momento, puede dar un giro que lo rompe todo, absolutamente todo. Y si encima eso coincide con el descubrimiento de otra tierra, puede hacer que te plantees muchas cosas. Profunda, reflexiva e intensa. ¿Quereís que os dé más razones para verla?  

Número 2. Orígenes
I origins, EEUU 2014. Ian es un estudiante de biología molecular especializado en el ojo humano. Conocerá a una chica con un iris multicolor que cambiará su vida y sus investigaciones sobre ello tal vez consigan cambiar la forma en la que percibimos la existencia humana.

Mike Cahill volvió a impresionarme. Este año nuestro deseo para el Festival de Cine Fantástico de Sitges era esta película. Pero no pudo ser. Así que en cuanto pudimos verla en casa, no lo dudamos. Y fue fascinante. No os quiero contar mucho, porque hay que verla. Pero tiene un ritmo pausado, como si se tratara de un sueño, que te cautiva desde el primer momento. Me recordó mucho una de mis favoritas Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Va de casualidades y descubrimientos... de vidas paralelas, de volver a nacer, de reaprender... ¡Miradla! 


Número 3. Un amor entre dos mundos
Upside Down, Canadá 2012. Adam y Eden pertenecen a dos mundos distintos, el inferior y el superior, con gravedades contrarias. Una historia de amor en universos paralelos.

Totalmente desconocida, totalmente perdida en el universo de las películas extrañas, ¡totalmente imprescindible! Si, la encontré por casualidad y no negaré que en ver que era Kirsten le di al play sin dudar. ¡Y qué grata sorpresa! ¿Os imagináis tener una gravedad contraria a la persona que amáis? ¿Que tuvierais suelos diferentes? A veces nos parece que la tenemos, metafóricamente, y aquí lo vemos físicamente. Una historia muy bonita que os hará pasar un buen rato, sólo apta para aquellos tolerantes a pelis fantasiosas e independientes. 

Número 4. Whiplash
Whiplash, EEUU 2014. Andrew quiere triunfar como batería de jazz en el conservatorio más importante de la Costa Este y todo cambiará cuando Terence Fletcher se convierta en su profesor. 

Música brutal, ritmo trepidante, tensión continua. Así puedo definir Whiplash. Me gustó mucho y no tan sólo por ser una buena película, sino porque relata cómo nuestras ambiciones pueden acabar con nosotros. Todos los extremos son malos. 

Abril, también voló. Tenéis un mes para darle al PLAY, ¡en mayo vuelvo con más propuestas! 

jueves, 23 de abril de 2015

Sant Jordi 2015

Este año mi Sant Jordi ha estado centrado en la Guerrilla del Gilda y nuestra colaboración con Galgos112. Una de nuestras guerrilleras, Anna, es parte de la asociación y nos pidió ayuda. ¿Y cuando decimos nosotras que no? ¡Nunca! (o casi nunca, me dice la voz de la conciencia). Quedamos en tejer rosas y rosas y más rosas para que la parada de Galgos112 de este año pudiera vender rosas laneras el día de la rosa y del libro, el 23 de abril, con todas las ganancias para los perretes.
El fin de semana pasado fue un finde de guerrilla total, el jueves os lo explicaremos todo en el blog de la Guerrilla. Es un gustazo compartir momentos con las Gildas y recibir nuevas incorporaciones. ¡Sangre nueva! Con ganas de descubrir quienes somos y qué hacemos. Explicándonos el otro día nos dimos cuenta de que ya hace cuatro años que guerreamos juntas. Ya os digo siempre que el tiempo vuela, que se nos va de las manos... ¡Cuántos momentos con estas laneras maravillosas! 
Mi aportación, ya véis, la vida no me dió para más. Ocho rositas más el finde dedicado a ello. Las horas no se estiran más, pero por mi guerrilla lo que sea. 
Sant Jordi hace un par de años me hizo incorporar una nueva tradición: la liberación de libros. Ya os conté en el post anterior. Esta semana toca liberarlo y esperar a conocer su cazador/a. 
Lo tenemos todo preparado: rosas, libros y la ilusión de vivirlo intensamente. Cada segundo importa, no lo olvidéis y hacedme caso ¡que el tiempo vuela y no vuelve! 
¡Feliz Sant Jordi! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips